Inteligencia Artificial: Un nuevo elemento a considerar en las empresas

Desde hace años, la inteligencia artificial (IA) se viene empleando en un sinfín de aplicaciones relacionadas con nuestra cotidianidad, incluso sin nosotros estar conscientes de esto. Sin embargo, en este último año, la masificación de su uso nos ha permitido acceder a ella de manera más directa, sencilla y aprovechar sus beneficios, en muchos casos de manera gratuita o con poca inversión.

ALAFAVE, en la intención de apoyar a sus miembros en las estrategias de transformación digital, organizó una serie de webinars para brindar herramientas de fácil aplicación en las empresas. A continuación, Daniel López y Matías Romero, especialistas en tecnologías digitales y ponentes de estos webinars, nos comparten algunos puntos de vista.

«Aunque los medios de producción para la fabricación de velas continúen siendo tradicionales, los mecanismos de promoción y comunicación van evolucionando de la mano de la tecnología.
No es lo mismo promocionar un producto en el año 1990 que en el presente y eso lo deben tener claro los empresarios.» comenta López.

Y es que acciones como la de crear, comunicar, promocionar, vender y hasta dar soporte, son procesos que una IA puede ayudar a resolver o agilizar, haciendo más eficientes a las empresas. «Es como tener un empleado calificado dentro de la compañía ejerciendo todas estas funciones», señala López. Sin embargo, es clave la manera como interactuamos con esta inteligencia artificial para que responda de la mejor forma a nuestros requerimientos y de allí la importancia de los «prompts» o instrucciones que le damos a estas herramientas de IA para que hagan las tareas.

«Crear un prompt es el arte de saber hablar con la inteligencia artificial para sacar el mayor provecho. Si contratas un nuevo empleado en tu compañía, el camino
correcto es darle una inducción, mostrarle lo que haces, cómo lo haces y hasta porqué lo haces. Pues bien, la IA funciona igual y la diferencia de crear contenido profundo o superficial está en el hecho de tomarse el tiempo para hacer esa inducción», refiere López.

En ChatGPT, la IA conversacional más popular, es posible llevar a cabo esta «inducción» con tal nivel de detalles que llega un momento en que ya no se requiere hacer un prompt tan extenso para lograr un resultado óptimo. «Hay que convertir cada chat dentro de GPT en un agente personalizado y especializado, iniciando por explicarle tu marca, describir los productos, definir el Buyer Persona, compartir tus objetivos y empezar a jugar con las posibles respuestas», señala López.

Por su parte, Romero indica que la transformación digital, un término que se usa para definir los procesos de modernización de las empresas con el uso de herramientas digitales en sus operaciones, es fundamental a la hora de promocionar y vender productos.

«Velas religiosas, decorativas, de parafina, de soya, entre otros, son algunas de las búsquedas con intención de compra que se hacen diariamente en este sector. Un sitio web y una ficha de negocio, son herramientas que todo fabricante debe tener, porque es la manera cómo podemos aparecer en esos resultados de búsqueda, beneficiando directamente a la facturación. Esto, junto a las redes sociales, son claves en la actualidad», comenta Romero.

También explica que un buen sitio web debe contener un blog que se alimente constantemente con artículos de interés relacionados con nuestros productos, para poder posicionarnos en los primeros lugares de los buscadores. «Afortunadamente, hoy en día podemos aprovecharnos de la IA para generar los artículos del blog, incluso, automatizarlos para que la propia herramienta
genere los contenidos y los publique, siguiendo las instrucciones que le hayamos suministrado sobre la temática, extensión, tono, lenguaje y la frecuencia de publicación, aunque siempre es importante que haya alguien que supervise», señala Romero.

Finalmente, López señala que la IA está en un punto donde puede agilizar procesos repetitivos, pero no puede suplantar la identidad de una marca. «Una marca es una identidad compuesta por una personalidad, en colores, olores, percepciones, etc, y lo que conquista a final de cuentas es esa legitimidad, en la que puedes tener el mismo producto o servicio de otras empresas, pero que nadie lo hace como tú».

Es por ello que recomienda, a empresarios y empresas, mantener siempre su esencia basado en el sentido común y la experiencia de lo que hacen. «Recuerda que tú le dices a la IA qué hacer, no ella a ti. Es por eso que el proceso de crear con esta tecnología debe ser visto como el viento que empuja el barco para ayudarlo a avanzar, pero jamás como el timón del mismo», finalizó.

1 comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar