¿A dónde van las velas? – Fabiany Muñiz

¿Te imaginas una vela tan grande que necesite 20 pabilos de algodón o con tantos pabilos de madera que al crackear se sienta al otro lado de la casa  como si una chimenea estuviese encendida? ¿O pagar 500 dólares americanos por una vela? ¿Y si te dijeran que un compuesto proveniente del  cannabis está cada vez más en tendencia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration